Wednesday, October 24, 2007

la infalibilidad del taxista uruguayo

Las conversaciones mas bizarras de mi semana son sin duda alguna las que mantengo con tacheros en el traslado del centro a facultad un par de veces por semana.

Muchas veces los traslados transcurren en silencio absoluto, exceptuando las indicaciones de camino y donde parar (hacemos rambla y sosa por favor & nos quedamos en la esquina).

Pero allá cada tanto me cruzo con algún personaje. A veces es gente que abre su alma y me cuenta sus penas, o que me habla de sus proyectos y su vida, de su familia, y en esas ocasiones el recorrido transcurre en un intercambio ameno, agradable. Otras veces tocan personajes más bizarros.

Hace un par de semanas tuve una conversación, en la que un señor taxista, entre otras cosas, me contó como a los 18 años se enamoró de una puta, y dejaba religiosamente todos los meses el sueldo en el quilombo. A esta altura yo me estaba cagando de risa abierto. Me contó como ella había terminado la relación un día, porque ella misma se estaba empezando a involucrar sentimentalmente y eso le estaba afectando el negocio. Me contó inclusive como años después, el se la cruzó en atlantida ya casado y se saludaron. El con su jermu, y ella con su fiolo. Hasta ahí bien, luego, no recuerdo como, la conversa ramifica y el tachero dice algo así:

T: Claaaroo, no existe la persona que no se pajea, y el que dice que no miente...
YO: Seee, claro...
T: O el tipo que no le pegue a su mujer....
YO: (PLOP! ala condorito)

Hoy, un ejemplo típico. Un señor taxista que tenía la solución para la delincuencia en Uruguay, sin chiquitas. Fácil, según él, le das balas a los policías y le decís que por día maten cuatro o cinco chorros, preferiblemente adolescentes y vas a ver vos como en dos semanas se acaba el problema. En Brasil, en las esquinas andan a balazo limpio, primero disparan y después preguntan.

A lo que respondo...pero en brasil, no les ha resultado mucho, la violencia solo ha ido en aumento.

Pero... allá todo comenzó como está esto acá ahora, responde (todavía sigo buscando la relación).

En ese momento me di cuenta de una gran verdad. El taxi viene acompañado de una investidura de poderes que no deben ser menospreciados, los cuales son válidos durante el recorrido.

Dentro de un taxi, el taxista es el dueño indiscutido de la verdad. Toda lucha para hacerlos entrar en razón es fútil, y está destinada al fracaso. No importa nada, en esos recorridos, los tipos tienen la cura a los grandes problemas de la humanidad, que digo de la humanidad...más grave aún, tienen la solución para todos los problemas de la selección uruguaya. Son catedráticos al volante. Infalible el papa las perinolas. Infalibles son los tacheros cuando están al volante con pasaje.

Si casi se lleva puesto un ciclista en una esquina, la culpa la tiene el ciclista por no frenar. Todos en la calle manejan peor que él. Es fantástico. Y uno tiene que fumarse a veces toda la verborragia y arrogancia de algunos de estos personajes. Después de todo hay una gran verdad ineludible, son los señores al volante.

7 comments:

YosoyineS said...

Sin dudas los tacheros saben resolver los problemas de todo el mundo.

Más lindos son cuando están borrachos, con la botella de vino al lado del freno de mano (dejate de joder, una vez me pasó eso).

Y bue, hay gente pa todo.

Besotes!

(PD: Sacaste la imagen del header o es mi FireFox?)

Blondiepower said...

Comprobe que los peores son los de MALDONADO ,el otro día uno tacho en Punta del Este me llevo contra en viento... Sali del hotel y el dije que tenia que estar en el Mantra en 10 min. El tipo violo absolutamente todas las leyes del transito y se cago en todas las rotondas.

Le dije que era un tanto peligro lo que estaba haciendo y me dijo:

Somo asi, la gente ya sabe que tiene que cuidarse.

Chan!

Don Atealgo said...

ja ja ja... terrible anécdota... le faltó hablar de la leyenda urbana de las manos derechas peludas....

Pero ojo, en mi experiencia al menos encuentro de todo tipo de taximetristas. Hay muchos que tienen un buen nivel de cultura y como tienen tiempo libre en las paradas leen diarios y se informan, gente que está al tanto de todo.

A mi lo que me causa gracia es 1) tantearlos con el tema de las mujeres, 2) tantearlos pasándoles una queja..

1) Ejemplo, el taxi detenido y pasa una chica atractiva por frente al taxi. Entonces lo tanteo al taximetrista con una sola frase tipo "que nivel", o algo así a ver que dice...

ja ja ja

Están los que simplemente hacen algún comentario, los toscos que no dan mucha bola, y los que empiezan a hablar y te dicen cualquiera...

Esos son los más divertidos... je je je je Sería tema para un post entero...

2) Ejemplo el tránsito está lento y largo un "cada vez estamos peor en Montevideo"... ja ja ja... ahí en general la boca de los taximetristas se convierte en una especie de máquina de hacer pop... jua jua jua

Javier said...

Impunidad.... parece que estar en un auto con techo amarillo 12 horas por día les da impunidad para hablar con 100% de certeza sobre cualquier tema.

Saliendo de facultad me tomo un taxi... De la nada me dice "mi hijo es el hacker exploits..." y empezó a contarme las historias de su hijo, jugando a ser el mejor hacker del mundo por Internet. Mi cara de pocker no aplacó su orgulloso relato en ningún momento.

Otro... En el viaje pasamos por la puerta de un hotel medio pelo. Arrancó..."pensar que por 10 años vine a ese hotel con fulanita, eramos amantes". El tipo la pasaba a buscar (en el taxi, por supuesto), metia el taxi en el estacionamiento (dejaba las fichas corriendo) y horas despues se iban. La mina le pagaba las fichas, le compraba ropa, etc. Tuvo un final triste.. la tipa se murió joven. Por supuesto (una constante en los tacheros), el tipo es casado, y con su mujer es muy feliz.

La ultima. Taxi 3 AM.. de repente se cruza un auto como pedo.... Comentario del tachero: "los viernes y sabados en la noche prenden las heladeras, porque saben que llegan fresquitos". Evidentemente no entendí de que me hablaba. El tipo sigue con su monólogo, y en el contexto me doy cuenta que me estaba hablando del Banco de Órganos. Fue un relato muuuuuy bizarro.

Saludos

gabouy said...

ines, tacheros borrachos, lo que faltaba, selente! (lo de la imagen debe ser un tare del hosting donde tengo las imagenes).

blondie, listo, si veo un tacho en maldonado arranco pal otro lado, el que avisa no traiciona

donatealgo, yo estuve un mes en mexico por laburo y ahí me tomaba dos tachos por día y todos les hacía las mismas preguntas. A que altura está esta ciudad, cuanta población tiene. Creo que no me respondieron bien más de cinco. Era mi termómetro, la ciudad era Toluca.

javier, estoy convencido que los tacheros son los personajes con vida sexual más colorida en esta ciudad, pero eso de que la mina le pague las fichas, es el sueño del pibe, jajajaja

Gastón said...

Les cuento 2 cortitas...

1) En Costa Rica los tacheros, en su mayoría, son ditribuidores de merca y fiolos... ni bien te subis te tantean a ver si querés merca o mujeres... y donde te muestres interesado sacan la lista de precios!

2) En Panamá tuve la estúpida idea de comentar "El Código DaVinci" con un tachero... luego de intentarle sembrar la duda razonable (durante 20 mins) de que la "soltería" de Jesús era cuestionable, y al ver que cada vez se calentaba más, me cae la ficha de que el tipo era religioso en extremo... que la música que veníamos escuchando era evangelista, que el auto estaba lleno de imágenes religiosas, y que en al parabrisa trasero decía "Jesús te ama"... en ese mismo momento comienza mi marcha atrás con la frase... "Tenés razón, debe ser puro cuento" : )

Un abrazo

Anonymous said...

mentirosos,traidores,alcahuetes de los milicos, y por supuesto....cornudos. luego de 20 anos en el gremio tengo la autoridad de decir que no sirven ni para abono organico