Thursday, February 26, 2009

Porque mi casa si es mi casa

Al uruguayo le encanta quejarse. En uruguay la queja es un deporte nacional, casi al mismo nivel que el futbol, mate y dulce de leche, y en particular nos encanta quejarnos de nuestro pais.

Esa relación bipolar con nuestro pais creo que es una cualidad muy uruguaya, basada quizás en la realidad de que continuamente comparamos una realidad de carne y hueso, muchas veces penosa, contra un ideal, mítico, maracaniano, suizo americano el cual probablemente nunca existió en la forma en la que vive en nuestro imaginario colectivo.

Pero desvario. El objetivo de esta entrada es quebrar una lanza, parar un momento de detenernos en aspectos negativos y aplaudir una iniciativa que está teniendo lugar en estas fechas en la rambla de montevideo. Me refiero a la exposición al aire libre de imagenes de cuadros del louvre. Esto que voy a decir suena a viejo pelotudo, sobapene europeo, pero da gusto caminar por la rambla y cruzarse con el velasquez, el greco, rafael, rubens . Y más gusto da, ver como se detiene a mirar gente de todas edades y procedencias.


3 comments:

FedeFede said...

vos sabés q a mi lo q me llamó la atención no fueron las obras, sino que la gente les diera bola.
A mi en particular no me gusta este estilo de arte. La gente no se si lo hace de curiosa o por gusto por estas obras, pero se ve muy interesada.
Tal vez se paran para criticar ... "a quién se le ocurre poner estas obras europeas acá!" jejeje

gabouy said...

me parece que está bueno que lleven el arte y los museos a la gente, aprovechando espacios publicos como este, y no esperando que sea al reves.

sebagon said...

Sobre el quejismo y el maracanazo, no puedo estar más de acuerdo. Cómo me calienta escuchar a los veteranos hablar de cómo todo antes era mejor y lo de ahora es una cagada. Yo siempre pienso que el mundo está cada vez mejor, lo que pasa que la gente tiene mala memoria y sólo se acuerda de lo bueno, o minimiza lo malo del pasado.